Lunes - 20.Noviembre.2017

CHRISTMAS SOLIDARIO
ROME REPORTS
Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Antropología teológica Antropología cristiana
Dios es Amor Dios Amor
Trinidad de dios Dios Trinidad
Jesucristo Jesucristo
DIOS ESPÍRIRU SANTO Dios Espíritu Santo
El misterio de la salvación (s El misterio de la salvación
Eucaristía 1 La Eucaristía
La Misa La Misa
La Virgen María La Virgen María
Escatología, relidades últimas Escatología
Valor de la muerte Valor de la muerte
Teología moral Teología moral
Doctrina social de la Iglesia (DSI) Doctrina social de la Iglesia (DSI)
Sacramentos Sacramentos
Teología fundamental Teología fundamental
Iglesia La Iglesia
Historia y vida de la iglesia Historia y vida de la iglesia
Cristianismo Cristianismo
Sagrada escritura Sagrada Escritura
Sagrada liturgia Sagrada liturgia
Ecumenismo Ecumenismo
Magisterio pontificio Magisterio pontificio
Espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Etica
Valores
Cultura
Literatura
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.

CUANDO LA MUERTE CONCIERNE PERSONALMENTE (Gustave Thibon)

ver las estadisticas del contenido

 

CUANDO LA MUERTE CONCIERNE PERSONALMENTE

"Hay una edad a partir de la cual la muerte es un fenómeno que empieza a concernirnos personalmente. Uno la siente madurar en sí".

Por Gustave Thibon ,
Gran Premio de Literatura de la Academia Francesa, 1964.


HAY una edad a partir de la cual la muerte es un fenómeno que empieza a concernirnos personalmente. Uno la siente madurar en sí. No se trata de pensar en ella de forma abstracta, sino de tomar una actitud ante esa realidad que nos arrebatará todo lo que vemos, todo lo que sentimos, todo lo que amamos, y que será, según la frase de Gabriel Marfcel, el exilio absoluto.

-¿Y mira la muerte con serenidad?

-Una parte de mí mismo la mira con horror sin mezcla. Otra parte la desea, primero por curiosidad y sobre todo por la sed de ver levantarse en su plenitud la Belleza y el Amor, que sólo me han visitado aquí en forma de relámpagos fugitivos. Pienso en un sol eterno que resumirá en él todos esos relámpagos de perfección que nos han atravesado en la tierra y que eran como un esbozo y su llamada. En este aspecto me siento atraído por la muerte.

Gustave Thibon, Entre el amor y la muerte, Rialp, Madrid 1977, pp. 138-139.

 

 

 

08/07/2005 ir arriba

v02.14:0.13
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
© ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós