Martes - 21.Octubre.2014

ROME REPORTS
Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Etica
Valores
Cultura
Literatura
Interés por el lenguaje Interés por el lenguaje
Grecolatinos Grecolatinos
Sección «promesa» Sección «promesa»
Cuentos Cuentos
Escritos sobre la literatura Escritos sobre la literatura
El jardín de los clásicos El jardín de los clásicos
Otros clásicos Otros clásicos
El valor de la literatura El valor de la literatura
Narraciones breves Narraciones breves
Escritos de paco sánchez Escritos de paco sánchez
Escritos sobre obras maestras Escritos sobre obras maestras
Libros de creación Libros de creación
Los escritores y sus obras Los escritores y sus obras
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.

PÉREZ-REVERTE, DUMAS EN EL SIL (Jesús Sanz Rioja)

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
Documento sin título

PÉREZ-REVERTE, DUMAS EN EL SILLÓN T

Arturo Pérez-Reverte en el sillón T de la Real Academia. No seré yo quien le niegue méritos para ello. Pero no es el hombre más apropiado para dilucidar el sentido de la historia.

Por Jesús Sanz Rioja
en PiensUnPoco.com



Hay una gloria y una miseria de la novela histórica. Una novela histórica puede contribuir a esclarecer el sentido de una época, de un acontecimiento, de un personaje; o puede, igualmente, desfigurarlo, en pro quizá de la literatura pero en detrimento de la verdad. De esto último suele ponerse como ejemplo a las obras de Alejandro Dumas; de lo primero, pienso que es un buen paradigma la “Historia de dos ciudades” de Dickens, acerca de la Revolución francesa.

Arturo Pérez-Reverte acaba de acceder al sillón T de la Real Academia, y no seré yo quien le niegue méritos para ello: es un puesto que se gana a base de saber manejar las palabras. Pero leyendo los comentarios de rigor (lo que en prensa suelen llamarse “reacciones”), encuentro que se anota en su haber el que los escolares se hayan familiarizado, a través de sus obras, con el siglo de oro español. Y esto me lleva a meditar: es cierto que el Capitán Alatriste es un recurso didáctico de primera magnitud. Yo me he agarrado, me sigo agarrando a ese recurso. Pero no sin una seria prevención. Porque hay grandes fallas en la pintura que Pérez-Reverte hace de la época. Por ejemplo, Quevedo ¿fue sólo el fanfarrón, pendenciero, libertino bohemio que descubrimos allí? ¿Dónde está el asceta, el grave filósofo? Aquella España de los santos, ¿qué presencia halla en las historias de Alatriste? ¿Se redujo todo a ardor guerrero, a duelos, a corrupción política? En ese sentido, me temo que estamos ante un nuevo Dumas, no sólo porque el de Cartagena proclame su deuda (innegable) con el francés, sino en el sentido apuntado arriba. Pero es la servidumbre de la enseñanza media: a ver cómo haces encajar a un escolar “Un sepulcro en el cielo”, de Vintila Horia, salvando el hecho de que no lo hayan vuelto a editar.

La servidumbre, digo, es que uno debe escoger entre lo que hay. Pérez-Reverte es un fabulador consumado. Pero, si realmente piensa lo que dice cada semana en sus columnas, no es el hombre más apropiado para dilucidar el sentido de la historia.

 

© ASOCIACIÓN ARVO 1980-2005
Contacto: webmaster@arvo.net
Director de Revistas: Javier Martínez Cortés
Editor-Coordinador:Antonio Orozco Delclós

 

05/07/2005 ir arriba
COMENTARIOS añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

v02.14:0.34
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
© ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós