Viernes - 31.Octubre.2014

ROME REPORTS
Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Espiritualidad
La vida del cristiano La vida del cristiano
Amor a la Madre de Dios Maria Madre de Dios
Sobre el Adviento Adviento
Tiempo de Navidad Tiempo de Navidad
Año Nuevo. Tiempo y eternidad Año Nuevo. Tiempo y eternidad
TIEMPO DE EPIFANÍA Epifanía
Cuaresma Cuaresma
Semana Santa Semana Santa
Tiempo pascual, Se celebra la Resurrección de  Jesucristo, fundamento de nuestra fe, Tiempo pascual
San José San José
SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ, SANTO DE LO ORDINARIO San Josemaría, Santo de lo ordinario
Cuadros de espiritualidad Cuadros de espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Etica
Valores
Cultura
Literatura
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.

ORACIONES EN LA ENFERMEDAD (Javier Martínez)

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
Documento sin título

ORACIONES EN LA ENFERMEDAD

Con este folleto se pretende facilitar la oración en la enfermedad. En esos momentos, tanto la persona enferma como sus familiares,deben aprender a rezar de otra manera. Muchas veces,la forma de orar será mirar a un Crucifijo o a una imagen de la Virgen; otras,ofrecer el dolor o las limitaciones de la enfermedad; y otras decir, por ejemplo: Señor, acepta hasta mis respiraciones como un acto de amor y de confianza en Ti.

Por Javier Martínez

 

Para alcanzar la paz

Nada te turbe; nada te espante; todo se pasa; Dios no se muda, la pacienciatodo lo alcanza. Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta. (Santa Teresa de Jesús).

Oración para mantener la esperanza

¡Señor! ¿Me has abandonado? Me siento desmoralizado y cansado de sufrir.No deseo hablar con nadie: todo el mundo me molesta, no tengo ganas de rezar. Pero sé que no soy el único que sufre y pienso en tantos otros enfermos, pobres y abandonados que están peor que yo.

Ayúdame a no quejarme innecesariamente, a no ser egoísta y a no sentirme incomprendido. Concédeme la paz cuando no puedo dormir por las noches. Haz que vea tu rostro en quienes me visitan, que oiga tu voz en sus voces y que sienta tus manos en las suyas. Concédeme que sepa agradecer todas sus atenciones y cuidados. Quédate siempre a mi lado, y ayúdame a darme cuenta que me miras como miraste a Jesús en la Cruz.Y ahora me dirijo a Ti con las palabras que nos enseñó Jesucristo: Padre nuestro...Amén.

Oración para antes de una operación quirúrgica

Dios mío, las horas de espera se me hacen interminables. Por mi mente pasan muchas cosas: el éxito de la operación, mi futuro y el de mi familia, los planes profesionales que llevo entre manos...Pero yo,Señor, me dirijo confiadamente a Ti, porque sé que sólo Tú puedes transformar mis miedos en seguridad y mi ansiedad en paz. Amén.

Oración ante un diagnóstico desfavorable

Señor, he pasado mucho tiempo con gran incertidumbre ymiedo, siempre esperando y rezando...Y ahora,al conocer el diagnóstico, se me ha venido el mundo encima. ¿Por qué me ha ocurrido esto? ¿En qué me he equivocado? ¿Qué mal he hecho para merecer semejante castigo?

Haz que yo sepa convertir estas circunstancias de mi vida en ocasión de amarte. Que vea que, para los que Te aman, todo es para bien. En lugar de buscar el porqué de las cosas, Tú me invitas a aceptar y a vivir esta situación que yo solo no podré soportar. Y como siempre me acompañas, confío en que con tú ayuda saldré adelante. Amén.

Oración para el desahogo de la ira

Déjame, Señor, desahogar mi ira. ¿Por qué tenía que sucederme esto precisamente a mí? ¿Qué mal he hecho? ¿Por qué no le ocurre esto a tantas personas que jamás te han invocado, a los violentos o a los homicidas? ¡Esos sí que merecerían pasar lo que estoy pasando yo! Me irrita la indiferencia de los que están aquí para ayudarme. A veces me parece que el médico tarda en venir y, cuando llega, me da la impresión de que sólo piensa en marcharse. Los días resultan insoportables porque no puedo hacer nada, y las noches son interminables cuando no logro dormir. A veces pienso que no me atienden lo que necesito. En otros momentos me disgustan incluso las personas; las sanas, porque me dan envidia; y las que tratan de consolarme porque acuden con frases hechas que no dicen nada. Señor, acepta mi amargura y perdona mi ira. Amén.

Acción de gracias del acompañante

Gracias Señor por dejarme acompañar a N. que para mí es una fuente de gracia. Tú le amas porque está enfermo, (es de avanzada edad) y quieres mostrar tu ternura y misericordia por medio de mí.

Te doy graciasporla salud que tengo...que ahora valoro. Porcomer con ganas y con apetito. Por dormir a gusto toda la noche. Por poder andar sin dificultad. Por mostrarme que todo en la vida es muy relativo: edad, placer, dinero...Por hacerme comprender el valor de las cosas pequeñas: un vaso de agua, una sonrisa, una palabra...Por valorar lo que supone sentir que alguien se te acerca, te quiere, te escucha, te dice unas palabras o calla cuando no sabe qué decir o puede molestar, sabe respetar tu intimidad, puedes confiar en él y no te deja solo.

Oración de la familia del enfermo

Señor, el sufrimiento ha visitado nuestra casa y ha entristecido nuestro corazón. N. al que amamos está enfermo (está muy limitado por su edad): su dolor,impotencia y debilidad también son nuestros. Ayúdanos a crecer y creer juntos, para que madurados por esta experiencia, seamos siempre una familia que agradece tus dones y se fortalece compartiendo.

Oración de acción de gracias

Señor, gracias por todo lo que me estás dando. Me doy cuenta de que en la situación actual soy una bendición de Dios, un gran tesoropara mi familia y amistades, y que estoy contribuyendoa sacar adelante a la Iglesia en todo el mundo.

Haz que sepa“completar en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, a favor de su cuerpo que es la Iglesia” (Col 1, 24).Que sea consciente de esta riqueza inmensa, extraordinaria, sobrenatural que me da un poder divino, si lo uno al dolor de Jesús en la Cruz, y que es una gran aportación en la lucha por la victoria del bien sobre las fuerzas del mal, que de forma implacable asedian a la Humanidad. Amén.

Oración del personal sanitario

Señor, me has escogido para curar, aliviar y cuidar a los enfermos. Quiero, como Tú, acoger a todos, especialmente alos más desvalidos. Quiero ser sensible ante sus sufrimientos, paciente con sus limitaciones y ayudar a liberar sus miedos. Inspírame, Señor, para que sepa aliviar el dolor con una sonrisa, con una buena palabra, con un gesto de afecto. Ayúdame a santificar mi trabajo, ser un buen profesional, competente por mi ciencia, humano y servicial. Amén.

Rezar con algunos textos de los Salmos

¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado? — Dios mío, te invoco de día, y no escuchas; —de noche, y no encuentro descanso. — (Del Salmo 22).

— El Señor es mi pastor, nada me falta. — En verdes prados me hace reposar; — hacia aguas tranquilas me guía; —reconforta mi alma. —Aunque camine por valles oscuros, nada temo, porque Tú estás conmigo; — tu vara y tu cayado, me sosiegan.— (Del Salmo 23).

—¡Dichoso el que cuida del débil! —El Señor lo librará el día de la desgracia. —El Señor lo asiste sobre el lecho del dolor. — (Del Salmo 41).

—Descarga en el Señor tu peso, —y Él te sustentará.— (Del Salmo 55).

— Recurrí al Señor y él me contestó—, y me libró de todos mis temores. —Los que miran al Señor quedan radiantes de alegría— y jamás se verán defraudados. —Este pobre gritó y el Señor lo oyó— y lo libró de todas sus angustias. —El angel del Señor protege y salva a los que honran al Señor. —El Señor está cerca de los que tienen roto el corazón. — Él salva a los espíritus hundidos.— (Del Salmo 34).

— Como ansía la cierva las corrientes de agua, —así te ansía mi alma, Dios mío.—Mi alma está sedienta de Dios, del Dios vivo. — ¿Cuándo podré ir a ver el rostro de Dios? —(Del Salmo 42).

¿Por qué voy a desanimarme? —¿Por qué voy a estar preocupado? —Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. — ¡El es mi Dios y Salvador! (Del Salmo 43).

— Alzo mis ojos a los montes: —¿De dónde me llegará el auxilio? — Mi auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. — (Del Salmo 121).

— Desde lo más profundo, Te invoco Señor. — ¡Señor, escucha mi clamor! — ¡Estén atentos tus oídos a la voz de mi súplica! —Espero en Ti,Señor. Mi alma espera en su palabra; — mi alma espera en el Señor más que los centinelas la aurora. — (Del Salmo 130).

Hacia ti Señor, miran mis ojos, —en ti busco refugio, — no desampares mi alma. —(Del Salmo 141).

Bendito sea el Señor—, que ha escuchado mis ruegos! El Señor es mi poderoso protector—; en él confié plenamente y él me ayudó. — Mi corazón está alegre; cantaré y dare gracias al Señor. —(Del Salmo 28).

Tú eres mi refugio—; tú eres todo lo que tengo en esta vida—. Presta atención a mis gritos—, porque me encuentro sin fuerzas. (Del Salmo 142).

Oración a la Virgen de la Salud y de la Esperanza

Virgen de la Salud y de la Esperanza, quemanifiestas tu compasión a cuantos solicitan tu ayuda: te ruego me concedas gozar siempre de salud de alma y cuerpo. Haz que viva alegre en medio de las dificultades de esta vida y, purificado de mis pecados, alcance la felicidad del Cielo. Con gran confianza, me acojo a tu protección maternal. No me desampares, no te olvides de mí, Madre de Dios y Madre mía. Atiende favorablemente mis súplicas y concédeme el favor que te pido…pídase. Así sea. ¡Virgen de la Salud y de la Esperanza, socorro de los enfermos y afligidos, ruega por mí!

Oración al Santo Cristo del Perdón y de la Paz

¡Oh Jesús!, Cristo del Perdón y de la Paz, que dijiste: “Venid a mí todos los cansados y agobiados, que yo os aliviaré”. Ayúdame a comprender que, cuando sufro, me amas mucho más, porque me santificas. Convierte mis dolores y sufrimientos en fuerza para seguir adelante con alegría y paz.

Tú nos enseñaste a rezar: “Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Que sepa perdonar y querer a todos los hombres mis hermanos. Haz que por el Sacramento del Perdón vuelva de nuevo a Ti y acrecientes mi amistad contigo. Que por él me otorgues la libertad gozosa de los hijos de Dios y concedas a mi alma la paz que el mundo no puede dar. Así sea.

¡Cristo del Perdón y de la Paz, concede tu paz a las almas, a las familias, a las naciones, y enséñame a pedirte perdón!

Jaculatorias

—Crea en mí, ¡oh Dios!, un corazón puro. — Un corazón contrito y humillado, ¡oh Dios!, Tú no lo desprecias. — Para Dios toda la gloria. — Para los que aman a Dios, todo es para bien. — Porque Tú eres, oh Dios, mi fortaleza. — Conviene que Él crezca y yo disminuya. — Aquí me tienes, porque me has llamado. — Santa María, esperanza nuestra, asiento de la Sabiduría, ruega por nosotros. — Santa María, esperanza nuestra, esclava del Señor, ruega por nosotros. — Santa María, estrella de Oriente, ayuda a tus hijos. — Todo lo puedo en aquel que me conforta. — Creo, Señor, pero ayuda mi incredulidad. — Te doy gracias por todos tus beneficios, también por los que desconozco. — En ti, ¡oh Dios!, confío; no sea yo nunca confundido. — Auméntanos la fe. — ¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí, que soy pecador! — Jesús, Jesús, sé para mí siempre Jesús. — Señor, Tú lo sabes todo, Tú sabes que te amo. — ¡Señor, que vea! — Señor, ¿qué quieres que haga? — Santa María, Madre del Amor Hermoso, ayuda a tus hijos. — ¡Señor mío y Dios mío! — Padre, no se haga mi voluntad, sino la tuya. — Corazón sacratísimo de Jesús, danos la paz. — Corazón dulcísimo de María, prepárame un camino seguro. — Hágase, cúmplase, sea alabada y eternamente ensalzada la justísima y amabilísima Voluntad de Dios, sobre todas las cosas. Amén — Señor, Dios mío: en tus manos abandono lo pasado y lo presente y lo futuro, lo pequeño y lo grande, lo poco y lo mucho, lo temporal y lo eterno. — Dios mío, te amo… pero ¡enséñame a amar! — Señor, tómame como soy, pero haz que sea como Tú quieres que sea. — Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que Él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor (Santo Tomás Moro, antes de su martirio). — Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros. — ¡María, muestra que eres Madre! — Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal, ten piedad de nosotros. — Mi Dios y mi todo. — Dios mío, gracias por lo que me das y por lo que me quitas. ¡Hágase Tú voluntad! — Te amo, Dios mío. — ¡Bendito sea el dolor! ¡Amado sea el dolor! ¡Santificado sea el dolor! ¡Glorificado sea el dolor!

Oración universal. (Después de cada frase, puede decirse: Te rogamos, ¡óyenos!)

Señor Jesús rico en misericordia, asiste desde el Cielo a todos los enfermos del mundo. —Sostén a quienes han perdido toda esperanza de curación. — Consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores. —Protege a quienes no pueden ser atendidos o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia. —Alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar. — Ayuda a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa. —Acompaña a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos. —Alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan. —Toca los miembros y músculos que han perdido movilidad. —Ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan. —Apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran. —Calma a quienes se estremecen por el dolor. —Concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan. —Devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia. —Disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos. —Vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento. —Guía a los moribundos al gozo eterno. —Conduce a los que más lo necesitan al encuentro con nuestro PadreDios. —Bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad. Amén 

Este folleto está editado en formato papel, tamaño agenda de bolsillo. Puede solicitarse a jmc222@terra.es

© ASOCIACIÓN ARVO 1980-2005
Contacto: webmaster@arvo.net
Director de Revistas: Javier Martínez Cortés
Editor-Coordinador:Antonio Orozco Delclós

 

Etiquetas: dolor, oración
26/05/2005 ir arriba
COMENTARIOS añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

v02.14:0.34
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
© ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós