Miércoles - 01.Octubre.2014

Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Antropología teológica Antropología cristiana
Dios es Amor Dios Amor
Trinidad de dios Dios Trinidad
Jesucristo Jesucristo
DIOS ESPÍRIRU SANTO Dios Espíritu Santo
El misterio de la salvación (s El misterio de la salvación
Eucaristía 1 La Eucaristía
La Misa La Misa
La Virgen María La Virgen María
Escatología, relidades últimas Escatología
Teología moral Teología moral
Doctrina social de la Iglesia (DSI) Doctrina social de la Iglesia (DSI)
Sacramentos Sacramentos
Teología fundamental Teología fundamental
Iglesia La Iglesia
Historia y vida de la iglesia Historia y vida de la iglesia
Cristianismo Cristianismo
Sagrada escritura Sagrada Escritura
Sagrada liturgia Sagrada liturgia
Ecumenismo Ecumenismo
Magisterio pontificio Magisterio pontificio
Espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Etica
Valores
Cultura
Literatura
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.
Estás en: Teología > Jesucristo

LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO (Arvo)

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
LA DIVINIDAD DE CRISTO EN EL NUEVO TESTAMENTO

LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO
En los libros canónicos del nuevo testamento



Presentamos esquemáticamente los textos de los libros ca
nónicos del Nuevo Testamento en los que se pone de manifiesto la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo

 

 

En los sinópticos se nos muestra con claridad la divinidad de Jesús:

—Es el Emmanuel-Dios con nosotros. Mt 1, 23: "...darás a luz un hijo, a quien llamarán Emmanuel, que significa Dios con nosotros".

—Jesús tiene el poder divino de perdonar los pecados. Mt 9, 6: "Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene poder en la tierra para perdonar los pecados...".

—Es reconocido como Hijo de Dios por los discípulos. Cfr Mt 16, 16:"Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". Mc 1, 1-24: "Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios...".

—Jesús afirma no sólo que es hijo de David, sino que es Señor y Dios: Lc 20, 41:"¿Cómo dicen que el Cristo es Hijo de David", dice citando palabras del Salmo 110.

La divinidad de Jesucristo se manifiesta, con especial fuerza, en el evangelio de S. Juan:

—En el Prólogo se afirma que el Verbo es Dios y Unigénito de Dios, y que preexiste a la encarnación. Cfr Jn 1, 1-18.

— Jesús afirma que, si le conociéramos a El, conoceríamos al Padre.  Jn 8, 19: "Si me conociérais a mí conoceríais también al Padre". Jesús es la manifestación visible del Dios invisible, la revelación máxima y definitiva de Dios a los hombres. Cfr Jn 14, 9: "...el que me ha visto a mí ha visto al Padre".

—Dios es Padre suyo de manera diferente a como es en los demás hombres: Jn 20, 17: "...pero ve a mis hermanos y diles: subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios".

—En la Humanidad del Señor se manifiesta la gloria del Padre: Jn 1, 14: "...y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre".

—El que le ve a El ve también al Padre. Jn 14, 8-11: "El que me ha visto a mí ha visto al Padre".

EL TESTIMONIO DE LA RESURRECCIÓN.

La Resurrección de Nuestro Señor atestigua su victoria sobre el pecado y manifiesta el sello definitivo y permanente con que Dios acredita la misión divina de Jesucristo.

Profecías de Jesús sobre su resurrección:

—Mt 12, 39: "De la misma manera que Jonás estuvo tres días en el vientre de la ballena, así también el Hijo del Hombre estará tres dias y tres noches en el seno de la tierra".

—Jn 2, 19: "Destruid este Templo y en tres dias lo levantaré".

—Jn 2, 19-22: "Cuando resucitó de entre los muertos, recordaron sus discípulos que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en las palabras que había pronunciado Jesús".

 Hipótesis contra la resurrección del Señor:

—Teoría del fraude (H.S. Reimarus). Los relatos de la resurrección del Señor serían una falsificación hecha conscientemente por los discípulos.

—Teoría de la desaparición del cadáver (Le Roy, Holtzmann). Los relatos de la resurrección no son resultado de un fraude consciente de los discípulos, sino que alguien robó o trasladó de lugar el cadáver, y los discípulos se sorprendieron de su desaparición.

—Teoría de la evolución de la fe (M. Buber). Los relatos de la resurrección sería el producto de la fe y el entusiasmo de la primitiva comunidad.

—Teoría de la visión (D. F. Strauss). Los relatos de las apariciones se fundan en "visiones" de los Apóstoles, que podrían calificarse como alucinaciones.

 Relatos más importantes de la Resurrección del Señor:

—San Mateo habla de dos apariciones: a María Magdalena y a la otra María (Mt 28, 1-6) y a sus discípulos (Mt 28, 16-20).

— San Marcos habla de tres apariciones: a María Magdalena (Mc 16, 9), a dos discípulos (Mc 16, 12) y a los Once discípulos (Mc 16, 14).

—San Lucas relata tres apariciones: a los discípulos de Emaús (Lc  24, 13), a Simón (Lc 24, 34), a los Apóstoles (Lc 24, 36).

—San Juan habla de cuatro apariciones: a María Magdalena (Jn 20, 14), a los discípulos, sin incluir Tomás (Jn 20, 19), a los discípulos incluido Tomás (Jn 20, 27), a todos los discípulos (Jn 21, 1).

—En Hechos capítulos 1 y 2 se habla de las apariciones.

—1 Cor 15 habla de 6 apariciones: a Pedro, a los Doce, a más de 500 hermanos, a Santiago, a todos los Apóstoles, a San Pablo.

En los relatos del Nuevo Testamento, referidos a la Resurrección del Señor, hay divergencias en algunos detalles que son difíciles de coordinar. Así, por ejemplo, sobre el número de mujeres; sobre el número de ángeles; sobre el lugar donde estaban sentados los ángeles; sobre la conducta posterior de las mujeres; sobre la reacción de los Apóstoles. En cambio, hay una notable unidad en cuanto al hecho sustancial. Los evangelistas ofrecen un resumen brevísimo de lo que ocurrió aquella mañana; lo único que pretenden resaltar es que Jesús ha resucitado.

La resurrección del Señor constituye el centro de la predicación apostólica. Así se ve, por ejemplo, en:

—El sermón de San Pedro el día de Pentecostés (Hech 2, 22-36).

 —La Resurrección del Señor es también el núcleo central de la predicación de San Pablo. Cfr 1 Cor 15, 3-8; 2 Tm 2, 8; Ef 1, 20; Col 2, 12.

Los primeros cristianos consideraban la resurrección corporal de Nuestro Señor como un hecho histórico, acaecido en un ambiente geográfico concreto, en un tiempo datable, y no como expresión simbólica de su fe.

Todos los testigos de la Resurrección admiten que el cuerpo de Jesús, después de resucitado, tiene un modo de ser distinto al que poseía antes de la Resurrección. Cfr p. e., Jn 20, 19-26, Lc 24, 31. No es un cuerpo incorpóreo, pero su cuerpo no está sometido a  las leyes conocidas de la  materia.

 

1.  Los Hechos de los Apóstoles.

Se subraya el misterio pascual: Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión, y el cumplimiento de los planes divinos descubiertos en la profecías del Antiguo Testamento.

Títulos que se aplican a Jesús:

1.-Señor: Act 2,36:"Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús a quien vosotros crucificasteis"; es el discurso de S. Pedro en Jerusalén al pueblo.

2.-Salvador: Act 5,31:"A éste lo exaltó Dios a su derecha, como Príncipe y Salvador, para otorgar a Israel la conversión de los pecados"; discurso de los Apóstoles ante el Sanedrín.

3.-Siervo de Yahwéh: Act 3,13-16:"El Dios de Abrahán, Isaac,...ha glorificado a su Hijo Jesús a quien vosotros crucificasteis..."; es el discurso de S. Pedro en el templo. El Apóstol identifica a Jesús con el siervo de Yahwéh citando implícitamente a Is 52,13-15.

4.-Justo: Act 7,52:"¿A qué profeta no persiguieron vuestros padres? Asesinaron a los que de antemano anunciaban la venida del Justo, del que ahora vosotros habéis sido traidores y asesinos..."; es el discurso de Esteban ante el Sanedrín.

5.-Santo: Act 3,14:"Vosotros negasteis al Santo y al Justo"; es el discurso de Pedro en el templo.

6.-Cristo: Act 2,31:"Y habló de la Resurrección de Cristo"; Act 2,36:"Sepa por tanto con seguridad la casa de Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús a quien vosotros crucificasteis"; son dos discursos de S. Pedro.

7.-Hijo de Dios: Act 9,20:"...y enseguida empezó a predicar a Jesús en las sinagogas diciendo: Este es el Hijo de Dios"; inicio de la actividad apostólica de Pablo.

2.  Los evangelios sinópticos.

Los evangelios proclaman que Dios Padre ha enviado al mundo a su Hijo Unigénito para salvarnos:

1.-En Jesucristo, Hijo de Dios, vemos al Padre: Mt 11,27:"Nadie conoce al Hijo sino el Padre, ni nadie conoce al Padre sino el Hijo"; esta identidad de conocimiento implica la unidad de naturaleza.

2.-La doctrina de Jesús no es sólo suya, sino del Padre que le ha enviado: Mt 10,19:"...porque en aquel momento os será dado lo que habéis de decir".

3.-Jesucristo ha venido para llevar a término el mandato de su Padre: Mt 26,39:"...pero no sea como Yo quiero, sino  como quieras Tú"

4.-Jesús es el Salvador, el Cristo, el Señor, el Hijo de Dios: Mt 1,16; 3,3; 3,17:"Este es el Hijo mío, el amado, en quien me he complacido"; "amado" precedido por el artículo y unido a la expresión "el Hijo" normalmente se refiere a un hijo único (Gen 22,2, Ier 6,26, Am 8,10). El doble uso del artículo y la solemnidad del pasaje hacen que este testimonio divino declare sobre Jesús que es el Unigénito. Aquí se cumplen las profecías mesiánicas: Is 42,1.

2.1.  Evangelio de S. Marcos.

Es el evangelio más antiguo de todos. El es el creador del género literario que denominamos "evangelio de Jesucristo": Mc 1,1 ; en el doble sentido de "lo que predicó Jesucristo" y de "que tiene por objeto al mismo Jesucristo".

Marcos muestra más interés por la persona y acción de Jesús que por su doctrina.

Pone de relieve que es el Hijo de Dios: Mc 1,1; 1,11; 9,17; 15,30.

Subraya:

1.-El estupor y temor de quienes le ven realizar milagros, como expresión de que hay en El un poder divino: Mc 4,41:"Y se llenaron de un gran temor, y se decían unos a otros: ¿Quién es éste, que hasta el mar y viento le obedecen?".

2.-La tremenda paradoja de su humillación y sufrimiento; se trata de un misterio que sólo alcanzaron a entender los Apóstoles cuando contemplaron al Señor resucitado: Mc 4,13; 6,52; 8,17-21; 7,18:"¿Así que también vosotros sois incapaces de entender?".

3.-Slubraya el uso por Jesús del título de Hijo de Hombre y con ello quiere designar: a) Cristo glorioso y Juez escatológico: Mc 8,38; 13,26; 14,62:"Yo Soy, y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder..."; b) Jesús que tiene poder y autoridad: Mc 2,10-18; c) trayectoria de la pasión, muerte y resurrección: Mc 14.

2.2.  Evangelio de S. Mateo.

Características:

1.-Jesús es el Mesías rechazado. Contiene enseñanzas y hechos que iluminan en profundidad y dramatismo el misterio del rechazo de Jesús, el Mesías prometido a lo largo del Antiguo Testamento, por parte de los dirigentes judíos que arrastraron tras de sí a buena parte del pueblo: Mt 12,17; 13,35; 26,54; 27,9; 21,28; 23,9; 23,37:"¡Jerusalén, Jerusalén!, que matas a los profetas y lapidas a los que te son enviados".

2.-Jesús aparece estrechamente ligado al Reino de Dios. Habla de él 51 veces; Mt 3,2:"Haced penitencia porque está al llegar el Reino de los cielos", es la predicación del Bautista.

3.-Jesús es Dios. Se afirma en Mt 1,20 -concepción de que Jesús obra por el Espíritu Santo- Mt 28,29 -fórmula trinitaria de bautismo-. A la luz de esta verdad todos los demás títulos mesiánicos con los que el Antiguo Testamento preanuncia a Jesús aparecen en una más  plena inteligencia: Hijo de David, Hijo del Hombre, Mesías, Señor.

2.3.  Evangelio de Lucas. Jesús como Profeta y Salvador.

1.-A Jesús se le llama Profeta en Lc 9,19; 13,33; 24,19.

a) Jesucristo por ser Dios y Hombre verdadero es el Profeta por excelencia: nadie como El puede hablar en nombre de Dios: Lc 4,18-23; 9,44:"...el Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres". Cristo anuncia su pasión y muerte; y a semejanza de los profetas del Antiguo Testamento es perseguido y muerto (Act 7,52).

b) Se subraya la unión profunda y misteriosa del Espíritu Santo con el ministerio profético de Nuestro Señor: Lc 3,22: Bautismo de Jesús en el Jordán; Lc 4,14: vuelve a Galilea después de las tentaciones por impulso del Espíritu Santo.

c) Jesús afirma de Sí mismo que en El se han cumplido las Escrituras: Lc 4,16-30: episodio de la Sinagoga de Nazareth en que cita a Is 61,2:"Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oir."

2-.Jesús es el Salvador de los hombres.

Lucas considera la salvación como una realidad presente eternamente en el día de "hoy" y esto se manifiesta en:

a) La curación de enfermedades: Lc 8,43-50: curación de la hemorroísa; Lc 18,35-42: del ciego de Jericó;

b) la resurrección de muertos: Lc 8,50: resurrección de la hija de Jairo;

c) el perdón de los pecados a la mujer pecadora: Lc 7,50;

d) el anuncio de la salvación a Zaqueo: Lc 19,1-10.

Necesitados de esta salvación están antes que nada los pobres y pecadores. Pero esta salvación exige fe en el poder de Jesucristo, y esta salvación se realizará de modo definitivo en la otra vida. Salvarse es entrar en el Reino de Dios, liberados por Cristo de la esclavitud del pecado, del demonio y de la muerte.

Se le ha llamado al evangelio de Lucas el evangelio de la pobreza y de la misericordia.

3.  El evangelio de San Juan.

San Juan escribe en su evangelio: Jn 20,31:"...para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre"

Contesta al interrogante, ¿quién es Jesús.?, con expresiones como éstas:

1.-El Verbo de Dios, el Unigénito del Padre: Jn 1,1; 1,14; 1,18:"El Dios Unigénito, el que está en el seno del Padre, El mismo lo dio a conocer".

2.-El Enviado del Padre: Jn 6,29; 7,28; 8,16; 11,42:"...para que crean que Tú me enviaste...".

Para cumplir la misión que le asignó el Padre vino Jesús al mundo; saliendo del Padre y una vez cumplida, volverá de nuevo al Padre: Jn 16,28:"Salí del Padre y vine al mundo; de nuevo dejo el mundo y vuelvo al Padre".

3.-El Hijo del Hombre: Jesús se aplica este título :

a) Ante la muchedumbre: Jn 6,27:"...El que os dará el Hijo del Hombre, pues a éste lo confirmó Dios con su sello divino"; es el discurso del Pan de Vida;

b) ante los judíos: Jn 5,27:"...ya que es el Hijo del Hombre"; es la defensa de Cristo, en la cual Jesús proclama su divinidad ante los judíos;

c) en conversación privada con Nicodemo: Jn 3,13:"Pues nadie ha subido al Cielo, sino el que bajó del Cielo, el Hijo del Hombre";

d) en conversación con el ciego de nacimiento: Jn 9,35:"¿Crees tú en el Hijo del Hombre?...Jesús le respondió: el que habla contigo, ése es";

e) en conversación con los discípulos: Jn 1,51:"...a los ángeles de Dios subir y bajar en torno al Hijo del Hombre".

f) se identifica con el título de Mesías: Jn 12,34:"¿Quién es este Hijo del Hombre?"; la cuestión que plantean a Jesús apunta al misterio del Mesías. Jesús no da una explicación directa, se limita a insinuar que su presencia entre ellos es luz suficiente para ir entreviendo el misterio del Mesías, que se entenderá plenamente con la venida del Espíritu.

4.-El Cristo: Se manifiesta abiertamente como Mesías, p. ej., en su conversación con la samaritana: Jn 4,25-26:"La mujer le dijo: sé que el Mesías, el llamado Cristo, va a venir...Le respondió Jesús: Yo soy...".

5.-El Hijo de Dios (Se usa esta expresión 11 veces).

a) Es denominado por el Bautista: Jn 1,34:"Y yo he visto y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios";

b) es denominado por Natanael: Jn 1,49:"Rabbí, tú eres el Hijo de Dios...";

c) es denominado por Juan, su discípulo: Jn 1,18; 20,31:"...para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios";

d) es denominado por Marta: Jn 11,27:"...yo he creído que Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios";

e) Jesús se denomina a Sí mismo Hijo de Dios, y de esto le acusan los judíos: Jn 5,18: "...llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios".

4.  El Apocalipsis.

La idea fundamental es el dominio absoluto de Dios y por eso Dios aparece siempre rodeado de majestad y excelsitud.

Al comienzo del libro se evoca la figura de Cristo doliente aludiendo a aquellos que le traspasaron (Apoc 1,7), y posteriormente se hablará de la Gran Ciudad donde el Señor fue crucificado (Apoc 11,8).

Se designa a Cristo como:

1.-Hijo del Hombre:

Que tiene su origen en Dan 7,13 donde alude a alguien que se presenta como Juez escatológico: Apoc 1,13:"...y en medio de los candelabros como Hijo de Hombre, vestido de túnica talar..."; la túnica talar simboliza su sacerdocio, el ceñidor de oro su realeza, los cabellos blancos su eternidad. En el evangelio de S. Juan el título de "Hijo de Hombre" lo había usado el Señor para referirse a Sí mismo y viene a significar la condición divina trascendente de Cristo (Jn 1,51; 3,14).

2.-Mesías:

Apoc 12,5:"Y dió a luz a un hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro". Es el Mesías considerado a la vez como persona individual y como cabeza o jefe del Nuevo Israel.

3.-Redentor:

El que nos ama y nos ha lavado de nuestros pecados por medio de su sangre: Ap 1,5b:"Al que nos ama y nos libró de nuestros pecados con su sangre..."; nos recuerda a Jn 15,13:"Nadie tiene amor más grande que el de dar la vida por sus amigos".

4.-Primogénito:

Ap 1,5a:"...y de parte de Jesucristo, el testigo fiel, primogénito de entre los muertos y príncipe de los reyes de la tierra".

Se aplican a Jesucristo tres títulos mesiánicos tomados del Ps 89,28-38, pero con un sentido nuevo a la luz de la fe cristiana:

5.-Testigo fiel del cumplimiento de las promesas hechas por Dios, en el Antiguo Testamento, de un Salvador, Hijo de David.

6.-Primogénito de entre los muertos en cuanto que su resurrección ha sido la victoria de la que participarán cuantos estén unidos a El;

7.-Príncipe de los reyes de la tierra, pues a El pertenece el dominio universal;

8.-El que reprende y castiga a los que aman: Ap 3,19;

9.-El Amén: Ap 3,14: destaca la condición estable y firme, leal e inmutable del Señor.

10.-El Cordero:

Ap 5,12-13:"Digno es el Cordero inmolado...Al que está sentado en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos". En el v.12 se enumeran siete atributos que reflejan la plena posesión de la naturaleza divina por parte del Cordero: poder, riqueza, sabiduría, fuerza, honor, alabanza, gloria. En el v.13 se pone a un mismo nivel a Dios y al Cordero, cuya divinidad se proclama.

11.-El Primero y el Ultimo, El que Vive:

Ap 1,17: significa la presencia gloriosa de Cristo; Ap 2,8: aquel que siempre ha existido y que nunca dejará de existir.

12.-El Alfa y el Omega: Ap 22,13.

13.-El principio de la creación:

14.-El que tiene un nombre sobre todo nombre:

Ap 19-12:"...lleva escrito un nombre que nadie conoce sino El"; significa su condición divina y trascendente, siempre misteriosa e inalcanzable para el hombre.

15.-Rey de reyes, Señor de señores:

Ap 17,14: significa que su victoria sobre los poderes del mal está asegurada.

16.-Señor: Ap 11,8:"...donde su Señor fue crucificado".

 

La doctrina sobre Cristo en los himnos litúrgicos primitivos.

1.1.  Colosenses 1,15-20: Canto a la primacía de Cristo sobre toda la creación.

Hay tres puntos esenciales:

1.-Cristo es la imagen del Padre, Primogénito de las criaturas, Autor, Conservador y Fin de todas las cosas.

Como Imagen del Padre es el Hijo quien lo revela a los hombres: Jn 1,18; 14,6.

El Hijo de Dios es la imagen del Padre porque es su Verbo, el verbo por naturaleza es la expresión de la inteligencia que lo produce.

Primogénito es un concepto relativo, ya que no existiría si no se hubiera creado nada. "Todo ha sido creado por El (causa eficiente), en El (causa ejemplar), y para El (causa  final)". Todas las cosas subsisten en El.

El es el primogénito en virtud de su unión hipostática: es anterior a toda creación, pues procede eternamente del Padre por generación.

2.-Cristo está muy por encima de todos los seres celestiales, ya sea como Creador de ellos, ya sea como su Jefe. Todo ha sido creado por y para el Hijo (Jn 1,3).

3.-Cristo posee toda la Plenitud: Plenitud de divinidad y Plenitud de gracia.

1.2.  Filipenses 2,5-11.

Se subraya:

1.-v.5: Cristo es nuestro modelo porque El nos da ejemplo: para la unidad fraterna, para la humildad, para la abnegación generosa que nos hace poner por encima de nuestros propios intereses el interés de los demás.

2.-Se revela la divinidad de Jesús. El himno se puede dividir en tres partes:

a) vv.6-7a: trata de la "humillación" de Cristo al hacerse hombre;

b) vv.7b-8: en su condición de hombre acepta por obediencia morir en la cruz: proclama hasta qué punto llego su humildad;

c) vv.9-11: describe su exaltación.

1.3.  Juan 1,1-18: Prólogo del evangelio.

Es un himno o salmo que oscila entre dos polos:

1.-El de la eterna vida intratrinitaria de Dios.

2.-El de la Encarnación con todas sus consecuencias.

Enseñanzas principales:

1.-la divinidad y eternidad del Verbo: vv.1-2-16-17-18;

2.-la intervención del Verbo en la creación y en la obra salvífica de la humanidad: vv.3-4-5-9-10.

3.-Juan Bautista es testigo de la presencia del Verbo: vv.6-7-8-15;

4.-la Encarnación del Verbo y su manifestación como hombre: v.14;

5.-el comportamiento diverso de los hombres ante la venida del Salvador: vv.11-12-13.

2.  El "Corpus Paulinum".

Enviado por Arvo - 02/05/2006 ir arriba
COMENTARIOS añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

v02.14:0.38
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
© ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós