Martes - 26.Septiembre.2017

ROME REPORTS
Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Etica
ética general Ética general
HACIA UNA ÉTICA GLOBAL HACIA UNA ÉTICA COMÚN
CURSO DE VIRTUDES CURSO DE VIRTUDES
Hábitos, virtudes Hábitos, virtudes
Aborto voluntario Aborto voluntario
Bioética Bioética
Eutanasia Eutanasia
Homosexualidad Homosexualidad
Valores
Cultura
Literatura
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.
Estás en: Etica

Guerra y paz (Francisco de Borja Santamaría)

ver las estadisticas del contenido

 
 
 
 

________________________________________________________________________________________
Guerra y paz

por Francisco de Borja SANTAMARÍA
Arvo.net, 08.01.2009

La opinión pública internacional está justamente indignada por la acción bélica que Israel está llevando a cabo desde el pasado 27 de diciembre en la franja de Gaza. Sin embargo, junto con argumentos sólidos para repudiar esta intervención militar se escuchan otros, a mi entender mayoritarios, que en realidad no son un argumento, sino un sentimiento falto de argumento.

Me refiero a que hay una forma de pensar -¿de sentir?- que rechaza la guerra en todas sus formas y manifestaciones. Desde luego, a cualquier persona con sensibilidad, le horroriza la guerra; y cualquier persona con la cabeza en su sitio ha de entender que la guerra es el mal extremo. Pero, del mismo modo, pienso que una reflexión racional acerca de la guerra lleva a admitir que, a pesar de representar la guerra un mal extremo, en algunas circunstancias, la participación en una guerra está justificada. Adherirse al planteamiento pacifista de que toda acción bélica representa una inmoralidad trae consigo lo contrario de lo que pretende, porque impide discernir cuándo el recurso a la fuerza está justificado y cuándo no; y al renunciar a esta distinción, la acción bélica renuncia a cualquier tipo de regulación, dejando vía libre al todo vale.

Puede servir a mi propósito pensar en dos figuras que en el imaginario colectivo representan la encarnación de dos polos antitéticos. Me refiero a Hitler y a Gandhi. Indudablemente, nadie en su sano juicio puede simpatizar con el primero. Por otra parte, a todos nos resulta atractivo el mensaje del segundo. Ahora bien, hagámonos la siguiente pregunta: ¿Hubiera podido Gandhi frenar a Hitler? Me temo que la respuesta es contundentemente negativa. A Hitler sólo se le podía vencer entrando en guerra con él. Gandhi no hubiera podido librarnos de Hitler.

Lo que acabo de decir puede servir para mostrar que la guerra, entendida como respuesta ajustada a la violencia injusta puede estar, en casos extremos, legitimada. De lo que se trata, por tanto, es de avanzar en la reflexión acerca de, por una parte, en qué condiciones está justificado el recurso a la guerra y, por otra, acerca de cómo debe ser tal recurso, es decir, estableciendo –aunque parezca un oxímoron- unas buenas prácticas de guerra, algo que de hecho ya existe –Convención de Ginebra-, a pesar de que lamentablemente no se le suela hacer el más mínimo caso, como ahora el caso de Israel.

El horror de la guerra cada vez es más siniestro, entre otras cosas, porque en nuestras cabezas se ha metido la idea de que el infierno de la guerra es refractario a cualquier regulación racional; y al renunciar los países a una regulación de las acciones bélicas, la guerra se transforma en un caballo desbocado, al que no frena ya ningún dique de contención. Es necesario, por tanto, que la comunidad internacional se esfuerce en establecer unos criterios racionales sobre el cómo y el por qué de la guerra; sólo cuando suceda esto y los países más poderosos –con Estados Unidos a la cabeza- se sometan a estos criterios, comenzará a vislumbrarse una tenue luz de paz en el mundo.

Enviado por Arvo.net - 09/01/2009 ir arriba
COMENTARIOS añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

v02.14:0.62
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
© ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós