Miércoles - 29.Marzo.2017

ROME REPORTS
Grandes Secciones
Actualidad
Autores
Biología humana
Avances científicos de relevancia ética
Fe y ciencias
Ciencia
Filosofía
Teología
Espiritualidad
Religión
Derecho
Familia - educación
Educar en familia Educar en familia
La educación y el colegio La educación y el colegio
La familia y otros estudios T. Melendo: La familia y otros estudios
Filosofía de la educación Filosofía de la educación
Rev. FAMILY AND MEDIA Rev. FAMILY AND MEDIA
Etica
Valores
Cultura
Literatura
Libros
Cine
Vídeos culturales
Testimonios
Archivo
Blog de N. López Moratalla
Blog de A. Orozco
Blog informal. Notas. Avisos de Arvo.net.

LOS NI?OS DE LAS MIL HORAS DE (La Vanguardia)

ver las estadisticas del contenido
Los niños de las mil horas de tele

LOS NIÑOS DE LAS MIL HORAS DE TELE

Un estudio reabre la alerta sobre el consumo masivo que los menores hacen de la televisión. Nadie sabe aún cuál es el efecto sobre los ni?os, aunque nadie duda de que marcará a toda una generación

Por Joaquim Reglan
La Vanguardia 25/01/2004

?Por la ma?ana están muy nerviosos, porque desayunan rápido e hipnotizados ante la tele?, explica una maestra

?El problema de fondo ?apunta un profesor de psicoanálisis? no es de cifras, sino de personas indefensas ante los medios?


La comprobación de que las criaturas pasan más horas frente al televisor y otras pantallas electrónicas que en la escuela dispara las alarmas y el debate sobre la cantidad y calidad del consumo audiovisual. Mac Luhan vaticinó aulas sin muros debido a la influencia de la cultura audiovisual, pero no imaginó que las malas artes y las nuevas tecnologías crearían vertederos de basura sin muros de contención. Un estudio realizado por el Consell de l"Audiovisual de Catalunya (CAC) alerta sobre que los menores catalanes pasan 990 horas anuales ante pantallas electrónicas y sólo 960 en la escuela, que hay pocos programas infantiles buenos, que el 15% de los escolares sufre insomnio a causa de los ruidos y los horarios y que muchos contenidos son aberrantes. Ante esos resultados, su presidente, Francesc Codina, propone ?ampliar el horario de protección a la infancia, compensar la diferencia horaria entre escuela y televisión, favorecer una mayor producción infantil, crear nuevos canales especializados y concienciar a los padres sobre su responsabilidad?.

José Manuel Pérez Tornero dirigió el estudio. Es profesor de la Universitat Aut?noma de Barcelona y asesor de la Unesco en educación mediática. Autor de tratados sobre la materia, se muestra optimista. ?Una mayor sensibilidad social respecto al problema y las nuevas tecnologías permitirán seleccionar a la carta canales especializados de mayor calidad?, augura. Le fascina la televisión y le ve muchas posibilidades educativas, ?por eso la critico con una mezcla de dolor de corazón y de cari?o. Me gustaría que fuese mejor y puede serlo. Mi mujer es catedrática de Literatura y se queja del lenguaje y los valores que inculca la telebasura entre la juventud?. Como muchos padres, desea ?una televisión que trate de la vida cotidiana, fomente la cultura y los valores solidarios?.

Xesc Barceló es un guionista de prestigio. Pionero de programas infantiles de TVE y responsable de la programación juvenil de TV3, ahora trabaja en Media Pro y suministra programas a varias cadenas. ?Antes ?explica? había más preocupación por los contenidos didácticos e innovadores. Una serie como ?Verano azul? parece ?o?a, pero fue progresista en su época. Ahora me preocupan los insultos, la grosería, el morbo y los chistes racistas y excluyentes que se cuentan en ciertos espacios.? No practica la regla de oro de los guionistas norteamericanos: ?Si ponemos excrementos, atraemos moscas, si ponemos más excrementos, atraemos más moscas?, pero tampoco dispara contra el emisor. ?Hay porquería y programas selectos, pero el gran público tiende hacia lo peor, como en música, libros o cine. Si diese más beneficios hablar de principios éticos, lo harían, pero no es así.?

Creador de espacios ?sutilmente didácticos con toque gamberro, pero sin confusiones ideológicas o de comportamiento y sin apelar a instintos básicos?, ve cómo la televisión se hace más primaria y atrae a los jóvenes con morbo y sexo. ?Sea pública o privada, por unas décimas de audiencia se emite más carnaza?, y la tontería se expande y contagia. Espacios de humor o series como ?Plats bruts? son histéricas, histriónicas y groseras, pero gustan a menores y mayores. ?Es una moda y un reflejo de las galerías de monstruos de ?Crónicas marcianas? y ?Gran Hermano?, que ya sólo son caricaturas de sí mismos?, resume el guionista.

Sue Aran es directora de estudios audiovisuales de la Universitat Ramon Llull y ha colaborado en el estudio del CAC. ?La prensa ha simplificado los datos, no ha separado las horas dedicadas a la televisión de las dedicadas a ordenadores y videojuegos?, critica. Más que alarmar a la sociedad o atacar a la industria audiovisual, propone ?una revisión general del modelo familiar y del consumo cultural que afecta a todos, ya que adultos y ancianos pasan más horas frente a la pantalla que los ni?os?. Su tarea es formar nuevos profesionales. ?En la universidad introducimos una reflexión general sobre la preocupación social y educativa, así como asignaturas sobre uso pedagógico y educación mediática. Pero sería bueno que esa reflexión se integrase en la escuela primaria, ya que algunos programas de la Generalitat mezclan cine, televisión e informática.?

Montserrat Colom dirige una escuela de primaria. ?Se nota que ni?as y ni?os ven programas inapropiados y fuera del horario habitual. Por la ma?ana están muy nerviosos, porque desayunan rápido e hipnotizados ante la tele.? Sin embargo, no es partidaria de introducir asignaturas especiales. ?Desde la escuela se puede incidir aprovechando las ocasiones para hacer comentarios críticos, pero sin dramatizar y con sentido común. Lo contrario sería contraproducente, ya que formamos personas libres y críticas ante la televisión y ante la sociedad.? Cree que el problema se agrava en secundaria.

Víctimas no sólo infantiles Lluís Prat se licenció en Audiovisuales en la Universitat Pompeu Fabra y dirige un centro de bachillerato. ?Los adolescentes reciben más influencias de los amigos que de casa o la televisión. Es cierto que se retrasa la adolescencia, pero se debe a una estructura educativa que lleva diez a?os en reformas y ha bajado los niveles de calidad. Atribuirlo a los audiovisuales es una simplificación excesiva.? Su crítica a los contenidos mediáticos es por su ?desmesurada inflación de programas del corazón y de chismorreo?.

Según el sociólogo Salvador Cardús, ?la estadística no cambia nada. Escandalizarse por las cifras es farisaico, porque los índices de audiencia se?alan lo que desean ver los adultos, y los maestros miran tanta tele como los demás ciudadanos?. Cardús detecta ?una fobia contra los medios audiovisuales, a los que se culpa de todos los males de nuestra existencia. La cuestión no es saber cuántas horas pasan los menores ante las pantallas, sino cómo las pasan?.

Bego?a Odrazola es terapeuta familiar y pesimista. ?Las estadísticas son parecidas a las de hace 20 a?os, no se avanza y nos jugamos el futuro de una juventud más violenta?, dice. Por su consultorio pasan padres agobiados por el trabajo, hijos pasivos y sedentarios, personas solitarias e incomunicadas, abuelas que hacen de canguro y ?adolescentes con falta de límites, que no valoran las cosas, no soportan una negativa y son más impulsivos?. Tiene casos tan preocupantes como el de una mujer que se ha quedado en el paro, se ha enganchado a la playStation y se pasa cuatro horas diarias jugando. Pero siempre hay alguno peor: ?Un ni?o tenía la habitación llena de ordenadores y no salía nunca. Cumplió 18 a?os y no quería trabajar ni estudiar. Ha llegado a los 28 a?os encerrado en su cuarto y ahora ya hay un mandato judicial de alejamiento del hogar instado por los padres.?

Joan Salinas-Rosés es profesor de psicoanálisis en la Universidad del País Vasco. Según él, ?lo que está en debate son síntomas contemporáneos que todo sujeto recibe de modo masivo. El problema de fondo no es de cifras y horas, sino de personas indefensas ante unos medios que tienden hacia la uniformidad y el pensamiento único, en línea con la globalización y una colonización de las mentalidades cada vez más sutil?. En cuanto a la afirmación del CAC de que mirar una pantalla ?no es natural?, estima que ?tampoco es natural beber refresco de cola o té. Es en función de una cultura que algo se convierte en hábito natural, y son los padres quienes transmiten estos hábitos?. Lo que parece claro es que cada vez se practican menos aquellos tres mandamientos de los medios que decían: ?Informar, formar y entretener.?



El Papa lamenta que la televisión de hoy
refleje con frecuencia
?la infidelidad y el sexo fuera del matrimonio?


I. A. M - Roma.- (25/01/04)

Juan Pablo II denunció ayer un exceso de escenas de sexo en la programación televisiva, que en conjunto valoró como ?contraria a los valores tradicionales y a la familia?. El Pontífice se lamentó de que la peque?a pantalla refleja con frecuencia ?la infidelidad y la actividad sexual fuera del matrimonio?, sosteniendo ?el divorcio, la contracepción, el aborto y la homosexualidad? en una visión sesgada ?con ausencia de una visión moral y espiritual del matrimonio?. Según el Papa se promueven causas ?enemigas del matrimonio y de la familia y perjudiciales al bien común de la sociedad?. La denuncia aparece en un mensaje con motivo del ?Día Mundial de la Comunicación Social? que se celebrará el próximo 23 de mayo que el Vaticano dio a conocer ayer con motivo de la festividad de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas.

El tema elegido por la Santa Sede para este jornada es ?Los medios de comunicación y la familia: un riesgo y una riqueza?. En el documento se pide una ?justa distribución de los recursos mediáticos?, para hacer frente a los riesgos de una ?globalización consumista?. Igualmente pide combatir ?un sentimiento libertario y secular contra los valores tradicionales cristianos?, con el que se ofrece a menudo ?una visión distorsionada de la vida, la familia, la religión y la moral?. Aunque en el texto se asegura que no se debe recurrir a la censura, se pide a los padres y los educadores que eviten a los menores una excesiva dependencia de la televisión. También se hace un llamamiento a los poderes públicos para que acepten los consejos de los ?defensores de la familia? a la hora de establecer la programación. ?Los padres deben formar a sus hijos en el uso moderado, crítico, vigilante y prudente de los medios de comunicación en el hogar?, al recordar que hay fuertes intereses comerciales detrás de los mensajes que se hacen llegar.

© ASOCIACIÓN ARVO
Contacto: webmaster@arvo.net
Director de Revistas: Javier Martínez Cortés
Editor-Coordinador:Antonio Orozco Delclós

 

10/08/2005 ir arriba

v02.14:0.13
GestionMax
Novedades   rss   contacto   buscador   tags   mapa web   
? ASOCIACIÓN ARVO | 1980-2009    
Editor / Coordinador: Antonio Orozco Delclós